a7bebd72f7ee6108f76a70acfa177473

Seguí todas las novedades en mundo Aupesa!

La vida de los tenistas muchas veces se termina convirtiendo en un día a día rutinario, del hotel al club, a jugar y de allí nuevamente a descansar. Esta vez, nuestro embajador Gilles Simon, máximo preclasificado del Estoril Open, dejó las raquetas de lado por un rato para vivir la adrenalina y la velocidad de un Peugeot deportivo, junto a pilotos portugueses en el autódromo de Estoril. “Fue una experiencia muy linda y la primera vez que me toca estar en una pista de carrera. Es impresionante lo rápido que van y cómo controlan todas las situaciones, sobre todo en las curvas, donde pareciera que estan doblando en U. Es un stress importante pero, por suerte, yo confiaba en los autos y en los pilotos”, aseguró el francés, entre risas, al sitio de la ATP.

Acompañado por el australiano Nick Kyrgios, y antes de debutar en el torneo ante su compatriota Paul-Henri Mathieu, Simon se animó además a manejar un par de vueltas, bajo la tutela de los pilotos. “Yo fui un poco más lento; de las dos vueltas, la primera fue buena y la segunda perdí un poco el control cuando toqué el pasto. Igualmente fue una sensación bárbara haber manejado en un circuito que alguna vez fue de Fórmula 1”, afirmó el León.

captura-de-pantalla-2016-04-26-a-las-23-20-37-300x131